Usted es el Visitante Numero: 2481549  
Menu
Busca Email de amigos
Registro de Usuario

Nosotros
Quienes Somos
Presentación
Entrevistas
César Sanchez
Manuel Breña
Cesar Yauri - PIntor
Poesias
Esplendor huancavelicano
Cuentos
La Dama y el Viajero
La mina de la muerte
Los amantes condenados
El condenado
El condenado en la carretera
El encanto de Manuel a Maria
La Maldicion
Oyoccoy
La Sirena Encantada
El Eficaz Tuku
Aya samachina
Wachaq Puquio
Los gentiles (mito)
No necesitamos otro Heroe.
No necistamos otro héroe.
Musicos y Compositores
Galeria
Porfirio Gonzales - Wayanay
Hermanitas Sanchez
Paulino Torres Torres.
Deporte
UDA tradición
Musica Tradicional
Chachaschay: Cantos de Vida
Caso Wayanay: Los Chopccas
Trencito Macho Flor Pucarina
Huancavelica-Trio Amanecer
Trio Huancavelica
Danzante de Tijeras
Toril : Wayanay
Hermanitas Sanchez
Rosaschay: Corazon Chopcca.
Huancavelica - Notas Andinas
Lasta Paracha Corazon Chopcca
Yutuschay - Cantos de Vida
Sila Sila Wayta Cantos de Vida
Ensayos
Caso Huayanay
Festividades Religiosas
Niño Callaocarpino
Libros y Publicaciones
Temas de Huancavelica
Escritores
Manuel Scorza
Antonio Muñoz Monge
Pintura
Daniel Hernández Morillo
César Yauri Huanay
Personajes Ilustres
Arturo Ruiz Estrada
Orestes Castellares Camac
Himnos
Al Dpto. de Huancavelica
Canto a Pilchaca


Publicidad

 

chiwillito negro hermanos escobar

Huancavelica en reportaje

Los amantes condenados
Los amantes condenados

ACORIA
LOS AMANTES CONDENADOS: CUENTO HUANASPAMPINO

Una noche en la comunidad de Huanaspampa, aparentemente tranquila, Julián y Cirilo cenaban conversando amenamente. De pronto se oyó un raro ruido que nunca se había escuchado, entonces Cirilo dijo: ¿Qué es eso? Julián contestó: ¡No es nada, sigamos cenando!

Continuaron con la cena y al rato nuevamente se volvieron a oír los ruidos extraños y escalofriantes. Cirilo se levantó exaltado y cogió un lazo grueso que se encontraba tras la puerta y salió apresuradamente de la casa para ver que causaba aquellos ruidos extraños. Observó a todos lados y vio dos llamas comiendo heno de su corral, enojado empezó a seguirlos, con el lazo iba golpeándoles el cuerpo y al suelo enérgicamente una y otra vez. Siguiéndoles a corta distancia las dirigió hacia un corralón de piedras donde las encerró, las llamas estaban cansadas y se quedaron dormidas.

Pensando que al día siguiente alguien las reclamaría, Cirilo se quedó cuidando a los animales para saber a quien pertenecían sin importarle el frío y la tenebrosa oscuridad.

Al amanecer la sorpresa de él fue enorme pues en el corralón habían dos personas conocidas de la comunidad. Eran los hermanos Juan y Juliana que hace poco habían contraído matrimonio.

Desde entonces las personas de la comunidad temieron contraer matrimonio entre hermanos, primos o algún familiar cercano porque se condenarían igual que ellos. Juan y Juliana habían decidido casarse porque pensaban que sería mejor ayudarse mutuamente y tomarían las mismas decisiones, pero nunca pensaron en que se condenarían. Ambos al darse cuenta de su error lloraron amargamente y decidieron separarse legalmente para tomar cada uno su propio rumbo.

Poco tiempo después Juan se enamoró perdidamente de Flor, una mujer hermosa como una rosa primaveral, de igual modo en Juliana nació el amor cuando conoció a Martín.

Posteriormente ambas parejas contrajeron matrimonio y fueron felices.

RECOPILADOR
Diana Adita Ccanto Gaspar.

INFORMANTE
Rosario Condori Paccorio.

Huancavelicaperu.com

Comentarios: Total de Comentario:

Historia
Geografia
Zonas Turísticas
De Colección
Pobreza
Huancavelica Hoy
Comunidades Campesinas
Cine

Escribe tus Saludos
Publicidad



huancavelicaperu.com es el primer y mas completo portal del departamento de Huancavelica Peru
Copyright © 2006 INTERNEXUS PERU
Se publica oficialmente desde 01-03-2007


Los amantes condenados - Huancavelica Peru