Usted es el Visitante Numero: 2481382  
Menu
Busca Email de amigos
Registro de Usuario

Nosotros
Quienes Somos
Presentación
Entrevistas
César Sanchez
Manuel Breña
Cesar Yauri - PIntor
Poesias
Esplendor huancavelicano
Cuentos
La Dama y el Viajero
La mina de la muerte
Los amantes condenados
El condenado
El condenado en la carretera
El encanto de Manuel a Maria
La Maldicion
Oyoccoy
La Sirena Encantada
El Eficaz Tuku
Aya samachina
Wachaq Puquio
Los gentiles (mito)
No necesitamos otro Heroe.
No necistamos otro héroe.
Musicos y Compositores
Galeria
Porfirio Gonzales - Wayanay
Hermanitas Sanchez
Paulino Torres Torres.
Deporte
UDA tradición
Musica Tradicional
Chachaschay: Cantos de Vida
Caso Wayanay: Los Chopccas
Trencito Macho Flor Pucarina
Huancavelica-Trio Amanecer
Trio Huancavelica
Danzante de Tijeras
Toril : Wayanay
Hermanitas Sanchez
Rosaschay: Corazon Chopcca.
Huancavelica - Notas Andinas
Lasta Paracha Corazon Chopcca
Yutuschay - Cantos de Vida
Sila Sila Wayta Cantos de Vida
Ensayos
Caso Huayanay
Festividades Religiosas
Niño Callaocarpino
Libros y Publicaciones
Temas de Huancavelica
Escritores
Manuel Scorza
Antonio Muñoz Monge
Pintura
Daniel Hernández Morillo
César Yauri Huanay
Personajes Ilustres
Arturo Ruiz Estrada
Orestes Castellares Camac
Himnos
Al Dpto. de Huancavelica
Canto a Pilchaca


Publicidad

 

Hoja de Coca de Huancavelica

Huancavelica en reportaje

Fiesta de las cruces
Fiesta de las cruces

La Cruz que es la representación de la vida del salvador, de aquél ser que un día fue crucificado en el Gólgota rindiendo el maximo tributo de redención por nuestras culpas; esa Cruz que lleva en sí las estaciones de toda una vida, ha pasado a ser el símbolo de la resignación espiritual, por ser éste la luminosa que se levanta en medio de las tinieblas de los grandes desengaños y desventuras...

Huancavelica, como todas las ciudades de estirpe colonial, respetuosa de la religión y celosa del culto, dedica el mes de mayo a la celebración de las cruces, tal vez con exagerada observancia fiestera que la lleva a inundar materialmente de cruces sus iglesias. Si la España católica celebra desde tiempo inmemorial el 3 de mayo la fiesta de la invención de la santa Cruz, con el nombre de “La Cruz de Mayo”, Huancavelica festeja más de nueve cruces porque cada cerro tiene su Cruz.

La Cruz de Potojchi es la más grande porque mide más de ocho metros, luego en cada cerro existen las siguiente: Santa Cruz, Cruz de Espíritu, Cruz de Oropesa, Cruz de San Sntonio, Cruz de Balcón pata,Cruz pata, Cruz de Puyhuán y la Cruz soltera, situada en las alturas de san Cristobal.

Como los festejos de estas cruces son más o menos semejantes, con pequeñas diferencias que apuntaremos al final tomaremos como punto de referencia la celebracióhn de la fiesta de Santa Cruz. – Quince días antes de la fiesta que comienza el 3 de mayo, es llevada la Cruz, para su respectivo retoque, al taller de algún artista pueblerino, mientras tanto el entusiasmo crece entre la gente del pueblo por la llegada de alguna “ banda de Cachimbos”, contratados generalmente de Jauja o aficionados de la misma localidad; y los mayordomos se preparan con solicitud recabando, sobre todo, la “licencia” para los consiguientes días de fiesta.
A las cinco de la tarde de la antevíspera los mayordomos con sus respectivos músicos, comitiva y ejecutantes del “pitoy tambor” llevan a la cruz de la casa del retocante a la iglesia en medio de la confusión de notas y reventazón de cohetecillos, cohetones y bombas. A media nochenuevamente se presentan a la puerta de la iglesia, y mientras la banda ejecuta la “dina” se inicia el quemazón de bombas, castillos, cohetones y una salva de “camaretazos”, en las primers horas de la madrugada, acto que se llama “Albazo”, anunciando así al pueblo que ya se inicia la fiesta.
A las dos de la tarde retornan nuevamente con el propósito de adornar la Cruz y preparar la iglesia engalanándola con cadenitas, estandartes de papeles de colores vivos y hojas salpicadas con purpurina, tocándole a cada mayordomo arreglar determinado sitio del interior de la iglesia. A esto se le llama “allichacuy”. En la noche tiene lugar el “Cruz Velay” encendiendo los concurrentes ceras y velas con la esperanza de ver cumplidos los pedidos que le hacen; mientras tanto las mayoralas que porlo general son solteras, llevan cirios,”hualljas” y flores para la Cruz, y chicha, coca, cigarrillosy aguardiente para los concurrentes. Después del rosario encienden chamaruscan en el centrode la plaza, elevando algunos globosde papel,
Revientan cuetones,toros encohetados, bombas y paqueñoscastillos, mientras tanto los cachimbos lanzan al aire tristes, mulizas y huaynos que son captados por los comcurrentes que amanecen bailando formando grupos en las esquinas de la plaza al mando del “guarda esquina” o capitán que reparte cigarrillos, coca y célebre “huajaycholo”o aguardiente.
A las diez de la mañanadel 3 de mayo se realiza la misma solenne y todos los concurrentes llevan además unas pequeñas cruces que acostumbran tener en su casa de cuya bendición el tayta cura cobra según el tamaño.
Luego sale le procesión que recorre el cuadrilátero de la plaza de San Cristóbal. En la tarde los mayordomos después de agasajar a los que se obligarón voluntariamente a entregarles toros, realizan la despedida o “el despacho”. Los obligados sobre el lomo de sus briosos “chuscos” y con sus alforjas de coca, cigarrillosy aguardientes se dirigen a las haciendas de “pachiajlla”, “antacocha” y “patorpampa”, lugares ya conocidos por sus toros bravos. Los mayordomos con sus bandas de músicos los acompañan hasta los suburbios de la población. Entre tantos los capitanes o “ guarda esquinas” comienzan a preparar las barreras cerrando la plaza con vigas o palos recien cortados.
Al día siguiente, a determinada hora y al anuncio del sonido casi imperceptible de la corneta de cacho en forma de espiral se encaminan los mayordomos con sus músicos, chicha y merienda al encuentro de sus comprometidos quienes traen alados a los toros que servirán para la corrida; esto se llama el “taripacuy”
En la noche se realiza el “velorio” de los toros o el “toro velay” ya sea en la plaza o en el coso o toril. El tyoro velay consiste en cuidar a los toros durante la noche, bailando y tomando a los acordes de los cachimbos, del tambor y pito. En torno de la plaza confeccionan palcos para las autoridades políticas, para las personas visibles y para los mayordomos.
Al otro día se efectúa la gran corrida más o menos a las tres de la tarde. Pero, una hora antes los mayordomos recogen las enjalmas o divisas que han preparado las delicadas manos femeninas de algunas familias de la localidad. Las enjalmas son hechas casi siempre de satén de seda bordadas con hilos de oro y plata. Estas divisas hacen dar la vuelta por las principales calles y en el redondel de la plaza de toros sobre el lomo de los mejores caballos, en medio del reventazón de cohetecillos y con acompañamiento de la banda. Una vez en la plaza las enjalmas son colocadas en la cima de los palos del toril. El obligado lleva una corneta de cacho con su respectivo “cornetero”. El capitán con la música que consiste en tambo, pito y una corneta de hojalata que se llama “jejereje” o “chirimía”, se dirige donde las autoridades políticas y administrativas a invitarles que presencien la corrida.
Sueltan el primer toro que sobre ellomo lleva el adorno de la divisa o enjalma, y es dedicado generalmente al mandatario de la Nación. Los toreros son aficionados lo mismo que los picadores. Estos salen de entre los indios que han presenciado las corridas de acho, durante el tiempo de servicio militar obligatorio en la tropa. Por eso son frecuentes las desgracias sobre todo con los “maitas” que capean o pican animados por el alcohol y por conquistar a alguna “pasña” buenamoza.

Ya es costumbre en la gente del pueblo decir que fue buena corrida cuando hubo muerto y heridos.

Después de la corrida los mayordomos les proporcionan “hualljas” a los obligados, es decir, a las personas que les han regalado los toros. Las hualljas consisten en una especie de rosarios que cuelgan hasta la altura de las rodillas confeccionadas con roscas, distintas frutas, panes, etc., además les proporcionan “quintos” (caña dulce). Con todo esto dan la vuelta por el contorno de la plaza, bailando al compás de emotivos huaynos y mulizas. Ya en las primeras horas de la noche, cada mayordomo con sus acompañantes, se dirigen a sus respectivas casas, donde después de una gran comilona de “huallpa chupe”, “mondongo” y puca picante se amanecen bailando.

Al siguiente día trasladan la Cruz que se quedó en el cabildo a otro altar situado al pie del cerro llamado “ ajju – Cucho”, Aquí en medio del baile y del entusiasmo, espontáneamente, algunos devotos que tienen que ser tres, se comprometen a realizar la fiesta el año siguiente. De idéntica manera entre las mujeres también resultan siendo mayoralas que son elegidas entre sus parientes o simpatizantes de los mayordomos, pero siempre que fueren solteras. También se nombran capitanes y muchos se obligan a contribuir, ya sea con un toro, una arroba de aguardiente, una rueda de cigarrillos, una túnica para la Cruz, etc. y entre la alegría del “huajaycholo” del canto y de la música los nuevos mayordomos cargan la Cruz hasta la punta del cerro seguidos de sus familares, allegados y amigos. De vez en vez hacen sus pequeñas pascanas diciendo: “caipim Cruz”, es decir aquí está la Cruz, lo que significa descansar un momento con el propósito de libar una copa de trago. Después de acomodar a la Cruz en el lugar de siempre, que es en esa parte más alta del cerro, regresan simulando tener mucha tristeza y en realidad algunas personas sobre todo las mujeres retornan llorando y musitando, por ejemplo, las siguientes palabras: “huakcha, huakchaña cachkanico, Diosninchicta sajespa”, que quiere decir ahora nos encontramos solos, huérfanos por haber dejado a nuestro Dios.

Al siguiente día los mayordomos, como última obligaciónde la fiesta, hacen el “despacho” a los músicos. Consiste además de abonar el precio estipulado de obsequiar a cada individuo dos o tres vellones de lana de oveja, gallinas y cuyes, y una botella de aguardiente. Es tambien costumbre de obsequiar a las cholas que voluntariamente han prestado sus servicios en la cocina, el restosdelos productos alimenticios y media botella de “puro”.

Viene la fiesta de la Cruz del Espíritu que se distingue porque los mayordomos obligados y comprometidos salende las familias conocidas de la localidad. Así se suceden con intervalos de los dos o tres días elfestejo de las demás cruces. Así en el barrio de yananaco después de la misa, se realiza una gran corrida de toros en honor de “Cruz Pata”. Al día siguiente en la parroquia de la Ascención, después de respectiva misa sacan en procesión a la Cruz de potojchi cargando unicamente las mujeres solteras.

En la tarde se realiza corrida de toros, para cuyo efecto los espectadores se sitúan en las faldas del cerro del mismo nombre, llamando la atención el sugestivo y rico matiz de colores de los centros, trajes y llicllas.

La celebración de la Cruz de Oropesa es movible porque se realiza en la fecha de pentecostés. Se lleva a cabo en elbarrio de Santa Ana. Esta es una de las fiestas más importantes y de entusiasmo general, porque las personas encargadas de celebrar son acomodadas y por consiguientes conocidas. También su singularidad está porque el mayordomo muchas veces recibe 80 o cien toros de sus numerosos obligados. De entre esos algunos llevan de obsequio toritos de plata maciza.

Las demás cruces son festejadas en junio y agosto.

Y es así como huancavelica de encantos naturales y de largos silencios festeja la Cruz todavía con abultada credulidad, porque los “majtas” forjan su representación mística en la Cruz, con la seguridad de que ella representa el santo custodio de las buenas cosechas, la que calman sus iras de los agentes de la naturaleza, la que defiende la salud y en la que el arriero deposita su confianza para que durante el viaje no tenga percance ni sea dura la fatiga;para que no le parta el rayo o no sea obstaculizado por los malos espíritus.

LA FIESTA DE CORPUS CHRISTI
Como esta fiesta es movible celebran el jueves del mes que designa el calendario.

La gente indígena de colcabamba procura trabajar todo el año para hacer derroche de sus pocos centavos ahorrados, en esta fecha.

Los hombres usan un gorro que se llama “lojo” y como sombrero “monteras” en forma de madia luna sujetas al cuello con cintas de distintos colores adornadas con franjas y cascabeles, luego bufandas largas de alpaca o vicuña; camisa, saco volteado, pantalones amarrados con cintas a la altura de las pantorrillas y ojotas en los pies. Las “llicllas” o mantas se amarran cruzando los hombros.

El mayordomo que es el que dirige la fiesta y por consiguiente el principal responsable del mayor o menor éxito, no se disfraza. Los capitanes en número de cuatro, que secundan al mayordomo, se disfrazan diferenciándose del resto por el uso de una banda que atraviesa los hombros.

La banda es de cinta de seda adornada con medios. Reales y pesetas de plata antigua, y por el uso de un cuerno que les sirve de depósito de chacta o aguardiente especial. Estos tienen la obligación de adornar las esquinas de la plaza donde se centraliza la fiesta.

Cada capitán organiza su pandilla que baila al compás del pito, pincullo,tinya, charango, rodines y bundurrias. En la mañana del día lunes los capitanes con sus respectivas pandillas y ayudantes llevándose coca, aguardiente, chicha y cigarrillos se encaminan hacia los bosques o estancias en procura de árboles que ya de antemano han convenido en el precio, con sus respectivos propietarios. Mientras tanto las mujeres que en sus casas han preparado picante de cuyes, ofrecen como merienda a los hombres que ya han derribado media docena de árboles. Al día siguiente exactamente a las once de la mañana ingresan las cuatro primeras vigas a la esquina de la plaza. La nota carecterística de este acto estriba de que en un extremo de cada palo monta el capitán y en el otro el que toca el pito.
En la víspera de la fiesta arreglan la plaza formando altares y adornando con “quilles” que son unos mantos especiales conteniendo colgajos de riquísimas y valiosas joyas de oro que los capitanes alquilan de las personas más proporcionadas del lugar. Es de alabar la honrradez de esta gente indígena que no toca esas codiciadas prendas.
En la noche salen las pandillas y recorren por los contornos de la plaza. Cuando dos pandillas se encuentran, primero cantan las mujeres y luego los hombres se cuadran, se miran, cruzan los brazos y luchan a empujones procurando derribarse unos a otros. los que vencen se conquistan la simpatía de la concurrencia porque han demostrado ser fuertes y valientes.
Al siguiente día celebran una gran misa solenne y luego sale le procesión de Corpus amenizada por una banda de “cachimbos” contratada especialmente por el mayordomo, recorriendo las calles principales y deteniéndose en cada altar. En la noche vuelven a salir las pandillas quienes se amanecen bailando y tomando.
La renovación de cargos se efectúa en “la octava”.

LA FIESTA DE LA PURISIMA
La virgen purísima es patrona de pampas. El ocho de diciembre festejada por los indígenas y el veinte de enero por los llamados
“ ” es decir, por los principales de la población.
Entre los pasajes casi de leyenda atribuídos a la virgen, están:
1.- En una ocasión entre los perseguidos a muerte por los cacenatas había un tal pacheco. Cuando éste huía de la población fue sorprendido “ cara a cara” por sus enemigos, pero como pacheco era muy devoto de “mamacha purísima”, desapareció como por encanto, salvándose así de ser fusilado.
2.- pero la virgen es muy “castigadora” con los que recibiendo mayordomía se niegan luego a ser su fiesta. Esto le pasó nada menos que a un distinguido pampino que en un año fue elegido Mayordomo. Este sus mayores explicaciones se ausentó haciendo caso omiso a la sagrada obligación contraída. Pero castigó la virgen de esta ofensa, porque a los pocos días sufrió el incendio de una chacra de caña de azucar, luego le “pillaron” un contrabando de aguardiente.
El ocho de diciembre festejan los indios con solenne misa y gran procesión. Eligen a tres mayordomos. Cada uno de éstos nombran sus respectivos alfereces, quienes vestidos de negros cohn sombreros de pico y plumas, salen motados a caballo cuyas coronas lucen preciosos bordados en colores encendidos. También designan novenantes. Por la tarde cada alférez invita a sus amistades chicha de jora y la sabrosa “olla” que no es sino el puchero a base papas, carne, col, arroz, durazno, manzana y tocino; también hay “huallpa chupe” o “jui chupe” que quiere decir: sopa de gallina y sopa de cuyes.
Para la procesión nombran “esquinantes” que son las personas obligadas a adornar las esquinas de la plaza, lugares donde se detiene el anda.
Al día siguiente el mayordomo realiza el “convido” con agradables platos, chicha y chacta o aguardiente. Al calor del baile y de los “tragos” aceptación y para mayor seguridad reciben la corona de la virgen. Mientras otros se comprometen ayudar a tal o cual mayordomo, salir de alférez, etc.
Faltando tres meses para la fiesta, los mayordomos realizan el “yaycupaco” a sus comprometidos llevándoles azafates o mates de dulces y una botella de aguardiente puro de caña.
El 11 de enero comienza los preparativos y festejos de los “mistes” con la novena. En la noche el novenante hace explosionar cohetes y castillos y hace elevar grandes globos de papel en varios colores. Todo esto después de haber mandado sdornar la iglesia y de haberse realizado el rosario. Tambien salen con banda de músicos u orquesta, pandillas de disfrazados.
A las diez de la mañana siguiente hace celebrar misa, invitando después en su casa, un gran almuerzo. En la tarde, desadornan la iglesia para dejar libre al siguiente novenante.
Desde la noche del 19 los festejos corren por cuenta del mayordomo.
A las cinco de la mañana del veinte de enero los “alberos” anuncian la fiesta, agradeciendo el mayordomo con su banda cachimbos en la puerta de la iglesia. Después de la solenne misa de las diez y de la procesión, en la casa del jefe de la fiesta bailan, beben y comen .
En la noche es la “víspera de bendición” y al siguiente día “misa de bendición” y luego la virgen recorre las calles principales, en su anda.
En la tarde después de dirigirse los obligados a jarhua turcu, lugar que dista tres kilometros más o menos, vuelven conduciendo toros para las corridas. Traen enlazados y a caballo, con su cornetero, guapeando y chupando cañazo. El mayordomo les da el encuentro con sus acompañantes que portan el “quinto”, es decir, el tallo de la caña dulce.
Eln la noche se realiza el “toro velay”. Para pasar el rato alegremente y divertir a los concurrentes sale el “runa toro” que no es sino un hombre disfrazado con pellejos de toro y con cachos armados con cohetes, quien pasa reventando entre la gente simulando cornear. Mientras tanto en cada esquina de al plaza, los corneteros tocan el “toro - toro”.
Al día siguiente, en la mañana los obligados hacen preparar las barreras y palcos para las autoridades y principales familias mientras el mayordomo recoge las enjalmas o “divisas” que manos femebinas le obsequian galantemente.
Por la tarde el pueblo entero asiste a la espectacular corrida sobre todo cuando anuncian que los toreros son émulos de “Joselito” o “belmonte”, porque vienen de Lima ....... Despertando luego admiración en la gente cuando un indio de la quebrada o de la puna, capeando con su poncho realiza proezas en el redon del paseándose con el bicho.
Después de dos días de tardes taurinas, el mayordomo hace el “convido”, es decir, invita un suculento banquete a todas las personas que ayudarón para el mejor realce de la fiesta, así como a los posibles candidatos a la mayordomía.Y entre el zapateo de huaynos alegres y entre el “lluspiipa”, “pajchuypa” o “llajuaypa” es decir, entre el “seco y volteado” de las copas, surgen uno, dos o tres que se disputahn el cargo.
Al otro día desatan el trono y el mayordomo saliente entrega la corona de la virgen, al nuevo encargado, quien, acompañado de su comitiva y la banda de cachimbos recorre las principales calles, invitando luego algunas copas de licor.

LA FIESTA DE SAN SEBASTIAN
El 19 de enero, que es la víspera, más o menos a las ocho de la noche sale la Imagen del Templo de su nombre y recorre algunas calles principales, deteniéndose en los locales públicos de las autoridades de la provincia. La procesión es acompañada de muchachas, simpánticas llamadas “damas”. El anda está rica y vistosamente adornada por sus cuatro costados de “quilles”, es decir, unos mantos especiales cubiertos de aretes, anillos, aros, gargantillas, collares, diademas, prendedores, sortijas, etc., de oro y además con colgajos de godos al rededor del manto. En muchas ocasiones, cuentan los mayordomos, han visto hasta onzas de oro macizo. Estas alhajas son de propiedad de las personas más acaudaladas de la localidad que en esta fiesta tienen el orgullo de lucir lo mejor que poseen con el fin de salir triunfantes con los demás. Luego la procesión se dirige a la casa del mayordomo. Durante la noche de devotos “velan” a la imagen bebiendo y bailando al compás de la banda de “ cachimbos”.
Al día siguiente conducen al santo a su iglesia, donde el “taita cura” –previo pago- celebra una gran misa. Luego acompañan en procesión hasta la casa del mayordomo. Aquí recogen sus respectivos duños las prendas y la imagen es dejada en su iglesia.
Para esta fiesta, muchas veces, espontáneamente algún devoto se lleva a su casa un santo en miniatura llamado san Fabián durante el año, en caso contrario, el mismo mayordomo tiene la obligación de volver a realizar la fiesta el año que siguiente. El mayordomo hace su “yaycupaco” a cinco personas, comprometiéndolas para que les ayuden en el festejo. El “yaycupaco” consiste de llevar de obsequio sabrosos platos de cuyes, gallinas, etc., dulces y vinos añejos. Comprometidos los cinco individuos, unos de ellos se encarga de vestir al santo y los cuatro restantes se encargan de reunir las alhajas y piedras preciosas, de laspersonas que ellos ya conocen, quienes tienen las mejores prendas, para areglar los “quilles”. Adornar al santo en la plaza de yananaco.Tambien los “quilles” son areglados por individuos especializados, en la misma plaza, quienes además tienen la obligación de bailar durante el día de la fiesta.
En la tarde, años atras, se realizaba la célebre “batalla”, en la siguiente forma:
Cierto número de individuos formaban dos bandos: Los moros y los cristianos. Se constituían a caballo en la plaza principal. Se disfrazaban con máscaras de badana que les cubrian toda la cara, dejando simplemente aberturas para los ojos, naríz y boca. Se forraban lacabeza con lana, trapos y mates fuertemente amarrados con grandes pañuelos; el cuerpo estaba protegido por cinco o seis pellejos y hasta con planchas de hierro y gruesos sacos, también usaban botas. Los cristianos se situaban al lado de la catedral y los moros hacia la casa Consistorial. Cada bando tenía como música un pito y un tambor y al son de un tono apropiado,que les servía de arenga, luchaban con unos garrotes nudosos de maguey verde. Muchas veces algunos malvadoscolocaban dentro del maguey un palo de lloque que como se sabe es muy resistente y duro. Antes de la presentación de éstos, la música acompañaba a unos disfrazados llamados “zuisos”, cuyos vestidos eran de colores de castilla. El populacho y hasta lagente de “alto copete” incitaban a los participantes proporcionándoles palos de maguey, caballos, etc., y sobre todo costeando la licencia para esta fiesta que duraba tres días.
En muchas ocasiones la riña llegaba hasta el crimen porque cuando alguno se le destrozaba el palo y el otro seguía acometiéndole, entonces cogía los estribos para defenderse.
Parece que las personas que tenían cuentas por arreglar, por cierto rencor u odio, daban rienda suelta a suspervesos instintos.
Felizmente hace muchos años que ya se suprimió. Ahora la fiesta se realiza solamente alrededor del santo, sin la célebre “Batalla”.


“MAMACHA CARMEN” DE LIRCAY
PROCEDENCIA DE LA VIRGEN
La fiesta de las carmelitas, originariamente se celebraba el 15 de agosto. Pero entre1376 y 1386, nació la costumbre de hacerla el 16 de julio,en que de acuerdo a la tradición carmelitana, se apareció la virgen a san Simón Stock y le entregó el escapulario.
En américa esta festividad se propagó a partir de la Encíclica de su Santidad del 15 de agosto de 1840.
Lircay, transformada en población próspera, habitada por gente de alcurnia y buena posición económica y fervientes católicos,trajo
Procedente de los famosos talleres escultóricos de valencia (España) la Sagrada Imagen de Nuestra Señora del Carmen a Lircay en 1844, la misma que se entonizó y bendijo el 16 de julio de 1846, albergándose en el Templo de San Juan Baustista. Desde entonces, todos los años, se ofician solemnesactos religiosos en medio del jolgorio del pueblo,con música, bailes,comelonas, quema de fuegos arificiales, corrida de toros, durante varios días.
La fiesta de “Mamacha carmen”, a través del sigloy cuarto, se ha convertido en faustosa en todo el departamento de huancavelica y reúne a millares de devotos.
Como patrona del pueblo de Lircay y Madre, protege y ampara a todos, y es autora de milagros para quienes con fe invocan su ayuda y misericordia.

PATRONA VIAJERA
En 1957, durante su estada en Lima para ser restaurada, la virgen mereció múltiples homenajes de parte de la colonia lirqueña.en el Templo de San José fueron coronados la sagrada patrona y el niño Dios que lleva en sus brazos, en solemne ceremonia, como donaciones recibió: centro, escapulario de oro y suntuoso manto bordado con hilos también de oro aparte de numerosos “milagros” y joyas.
En las ciudades de huancayo y Huancavelica, a su retorno, fue objetos de magníficos actos de recepción. En lircay se le tributó apoteósico recibimiento.
En el primer congreso eucarístico parroquial de lircay de 1964, su coronación fue con título pontificode la santísima virgen del Carmen, reyna del corazón de los andes, por el Obispo de Huancavelica Monseñor florencio Coronado, siendo padrinos del presidente de la república Fernando Belaunde y la Sra. Carmen Rosa de Schwald, esposa del ministro de relaciones exteriores fernando Schwald.
En 1972, la procesión de la santa patrona del día 16 de julio, a causa del incendio que provocó unos de los cirios se trocó en desesperantes trances de angustia. Se salvó la milagrosa imagen sólo con ligeros deterioros en una mano, quemándose sí el precioso manto que le fue donado en Lima en 1957.
Actualmente, en 1974, el comité pro-templo de “San Juan Bautista de Lircay” en Lima, llevó a dicha capital a “Mamacha Carmen” para que se restaurara y bajo su iniciativa, la colonia Lirqueña le ha rendido su más fervoso filial homenaje con solemnes novenas, misas y procesiones. Ha recibido como obsequio valioso manto, saya, escapularios y otros aditamentos, avaluados en ochenta mil soles. Para el Niño Dios, que lleva en sus brazos, se confeccionó un artístico vestido al estilo torero, lleno de oro y luces.
El templo de San José, donde se “alojó” nuestra Reyna y Madre, ha estado colmada por miles de personas que han llegado ha conocerla y a implorar su bendición, habiendo sido favorecidas muchas con sus milagros. Dejaron jugosa limosna. A su retorno a lircay, como en 1957, fue recepcionada grandiosamente.

“CARGOYUCCMI CANI”
Compadrito tomemos una copa más, he “agarrado” el cargo de mayordomo de “Mamacha Carmen”, tú me ayudarás.
En las “elecciones” del día 19 de julio, se nominan, para elaño siguiente, al mayordomo, quien sugraga todos los gastos de la fiesta; al tronero, que se encarga de la preparación del trono o anda de la virgen, aparte del pago de la banda y orquesta que contrata; se designa también a los Novenantes de la más nombrada festividad del 16 de julio en homenaje a la santísima patrona.
“YAYCUPACUY”
Con papa a la huancaína, “Patache con cuchi ccara” (sopa de trigocon pellejo de chancho), “cututo” (cuy o conejo de indias) frito con lechuga y arroz, y “cuchi canca” (cerdo al horno) con mote, agasaja el nuevo mayordomo (o tronero) a sus invitados. Hay harto vino, mucha chicha y abudante cerveza.
“Barriga llena, corazón contento”, todos están eufóricos. Los tragos han hacho su mella. Llegó el momento propicio y el anfitrión, elogiando las cualidades de los que le rodean, les dice: “He tomado el cargo por devoción a nuestra venerada patrona y les pido “aines” (donaciones) con cargo de reciprocidad. Los usufructuarios del opíparo ágape, ni cortos ni perezosos se apuntan en una lista comprometiéndose con su firma.
Su cuñado le asegura: yo te daré la banda; es premiado con aplausos. El yerno, yo te ofrezco un castillo de tres tiempos. El compadre Agapito, yo te regalare un toro. El amigo”patuto”, yo te darétres arrobas de aguardiente; el chinito de la esquina “te dalé dos saco de aló” (arroz).... y la lista es larga. De esta manera partye de los fuertes gastos que representa la fiesta de una semana, será cubierta por el vecindario en afán de colaboración.También dando “adelanto”, abonándole sólo parte de la donación y el resto como obsequio, logra buena ayuda.
Enseguida, el mayordomo se dirige a las damas participantes del evento bucólico y les pide su cooperación. Mamá Sabina expresa: de mi parte, compadre, cuenta con una enjalma para los toros; doña Mariquita: yo te doy otra......y así varias más .
El entuciasta joven Lalo dice: yo propongo como Manolas a Tachi, Tula. Mirtha, Luchita y Concho, guapas y lindas chiquillas que adornan esta mesa con su belleza. Los comensales aplauden estruendosamente...... ellas, con indumentaria española, cabalgarán en ágiles potros, y darán la nota vibrante ala tarde taurina.
FUEGOS ARTIFICIALES
Constituye la atracción del público y es uno de los elementos esenciales del programa. Por eso el mayordomo contrata los servicios de un piro técnico para que prepare castillos, cohetes y toros encohetados.
“YANTACUY”
La caravana de parientes y amigos, animada por los “cachimbos” (banda de músicos), llega al campo o chacra designado de antemano, al “yantacuy” (hacer leña). Va provista la gente de hachas, serruchos, sogas. Sendas copas de cañazo, vasos de chicha se toma e ingiere comida. Luego los golpes de hacha hacen su efecto. Los árboles caen con estruendo y pronto las sierras cortan los troncos en pedazos y se rajan, confirmado aquel dicho: “Del árbol caído todos hacen leña”.
Tres mujeres con “jarawes”, que viene desde el Incanato, como cantando a viva voz,en quechua, pregonan las labores del “yantacuy”. (Esta tarea se cumple con 6 meses de anticipación a fin de que la leña esté seca para su oportunidad).
PLATO TIPICO, DULCES, CHICHA
El infaltable “mondogo” o patasca,a base de maíz pelado con abundante carne y tripas de vacuno, carne y pellejo de cerdo, es cocinado durnte toda la noche en peroles u ollas enormesde barro hasta que los granos revienten. Este plato, bien condimentado y adornado con hierva buena y ají rocoto, es paladeado por los agitados bailantes, trasnochadores y mariaditos, quedando como “nuevos” para reemprender, con renovado vigor, el nutrido programa en que todo el pueblo goza y se olvida de los trajines de la vida y sus amarguras....
Dulces típicos que “aparecen” para estos días en Lircay son la “sararosca”,de harina de maíz, que se deshace en la boca; el “pastel” con harina de trigo y relleno de calabaza; los “cocidos”, roscas a base de fécula, huevos y azúcar; los “suspiros”, de pura clara y dulce.
Bebidas deliciosas y de sabor único son: la chicha de jora, la de maní, la de ajonjolí y el “marcachancho” de cebada, que es como el champán por su abundante gas.
BANDA DE MUSICOS
El 12 ó 13 de julio, a horas 3 de la tarde, el mayordomo(el tronero hace lo propio, en otro momento) y sus acompañantes, en el puente masías, recepcionan a los componentes de la banda de músicos que, con la debida antelación, fuerón contratados en jauja, canta, huarochirí y otra localidad. También una orquesta típica, compuesta de saxofones, clarinetes, violines y arpa, por lo general de huancayo o Jauja. Como llegan sedientos por el prolongado viaje y tienen”buena enbocatura”, se destapan algunas cajas de cerveza que la beben con avidez.
Enseguida el venturoso mayordomo y su séquito hacen el racorrido por las principales arteriasde la ciudad a los acordes de escogidas marchas, dando así inicio a la esperada festividad de “Mamacha Carmen”.
Se aprovecha para distribuir profusamente los programas, impresos en vistosos papeles de cometa, donde figuran los pormenores del evento.
NOVENANTES
El día 7 de julio, se oficia la misa por cuenta del primer novenante, quien en la víspera arregló el trono de la virgen, habiéndose rezado después el santo rosario.
RECOJO DE TOROS Y OBSEQUIOS
Dos o tres días dura el recojo de toros y obsequios, que se hace casa por casa, adonde se llega siempre acompañado de la banda, cuyalabor es incansable día y noche. El recojo se efectúa previa entrega de los “derechos”, que es de varias botellas de cerveza o una caja de la misma y mediante el “taripacuy”, o sea llegar al lugar determinado donde espera el que regala el toro.
Con antelación de varios días se había cumplido con el “yuyachicuy”, para hacerle recordar que tiene compromiso de donación, remitiéndole un azafate de dulces o un jarrón de chicha.
ALBAZO
Los días 15 y 16 de julio, en el atrio del templo, a horas 5 de la mañana,se realiza elalbazo, saladándola por su “día” a “Mamacha Carmen”, algo así como una serenata de cumpleaños. Las abnmdas y orquestas interpretan selectas y adecuadas piezas musicales. Se debe exquisitas “miztelas” (mezcla de licores), ponches preparados con ajonjolí, leche y huevos; de guinda, y otros que, bien “ curados” o sea cargados de pisco o coñac y acompañados del estimulante “quemado”, que es aguardiente de caña con azúcar quemada, vainilla, canela,cáscara de naranja, sirve no sólo para combatir el frío de las heladas mañanas de julio, sino para inyectar euforia y entusiasmo.
Los cohetes atronan los aires pregonando al pueblo que la fiesta ha empezado. La oscura mañana es rasgada por las luces de los cohetes, que raudos se elevan por el cielo. Cogidos de las manos en rueda, bailando huaynos, retornan el mayordomo y el tronero y su séquito. Mujeres con garrafas de licor en la mano, en el trayecto, hacen librar copas a los transeúntes. Pues la fiesta es de todos y “cuando llueve todos se mojan”
ARREGLO DE LA IGLESIA Y DEL ANDA
El día 15 en la tarde, luego de unsostenido almuerzo, la comitiva se dirige al templo. El “adornista” lleva consigo todo el material que utilizará para preparar el anda o trono de la virgen, como son: tules, cirios,flores naturales y artificiales, adornos hechos de parafina y papel diverso, etc. En años recientes, también se iluminó el anda con bombillas de diferentes colores, a base de batería eléctrica, dando así una mejor ilminación y golpe de vista. El tronero, de esta manera,cumple su cometido tratando de lograr la más artística presentación del anda.
ACOMPAÑAMIENTO CON “CHAMIZAS”
Previa invitación verval, después de las cuatro de la tarde, en la plaza de la virgen del rosario, que está en el barrio Pueblo Nuevo, dos compactos grupos se forman: uno del mayordomo y otro del tronero. Mientras servian copas de licor, a los varones se les coloca en el hombro una hermosa mantilla de esas que usan las mujeres de “centro” o de faldellines, y se forman las parejas,con ramas de “occechca”, espino del lugar que se emplea como combustible para quemar hornos de “pachamanca”.
El desfile arranca en largas colas de parejas que se dirigen a la plaza del pueblo viejo animadas por las bandas. En el largo trayecto de la avenida centenario, que une pueblo viejo con pueblo nuevo, se hacen breves descansos, para que las parejas “remojen” las agitadas y resecas gargantas y cobren nuevos impulsos para proseguir la marcha.
Ya llegado a su destino, las ramas son amontonadas en las cuatro esquinas de la plaza listas para convertirse en hogueras en la noche.
LA VISPERA
Ha terminado el acto religioso con rezo el santo Rosario. Las bandas tocan dianas y marineras. Arden las chamizas, se queman los vistosos castillos,los cohetes y cohetecillos. Los toros encohetados derraman sus “buscapiques”. Numerosos globos de papel se elevan por los aires como si fueran ágiles y multicolores avecillas.
La multitud enfervorizada se arremolina y expecta extasiada la escena. Ese era su ardiente deseo acariciado todo el año, por lo que se siente dichosa y orgullosa.
Las bandas,luego de la retreta, entran en “contrpunteo” o competencia. Cada una trata de superar a la otra.
Como última etapa de la v íspera, la plaza se ha convertido en un gigantesco ring de baile, donde todos gozan. Bailes modernos, viejos valses, movidas marineras, agitados hualas y el tradicional huayno se ponen a la orden del día. Menudean los vasos de cerveza. Los abrazos y brindis se multiplican. – El momento es el propicio para las románticas declaraciones de amor y las “conquistas” de los enamorados. Todo puede lograrse ahora que la felicidad invade los corazones. El apogeo del baile marca su climax.... hasta altas horas de la noche.
DIA CENTRAL DE LA FIESTA
Por fin llegó el 16 de julio, día central de los festejos de la adorada “Mamacha Carmen”, patrona de lircay. Desde el 15 en la tarde, grandes masas de indígenas de los anexos recorren las calles, ataviadas con sus mejores indumentarias.
Lirqueños y visitantes, residentes en Lima, Huancayo, Huancavelica y otras ciudades han llegado en su afán de ser partícipes de la más mentada fiesta. Lircay se ha vestido de gala y un ambiente de fruición y entuciasmo se trasluce por todas partes.
A las cinco de la mañana truenan los camaretazos y el albazo con música y cohetes, nuevamente se repite como en la víspera. Las comitivas llegan hasta el atrio de la Iglesia a saludar a la Excelsa Madre en su “día”.
MISA, PROCESION
Solemne Misa Diaconada con música sacra, homilía por el orador sagrado, comunión de fieles, se oficia en el Templo, que está atestado de multitud de creyentes, que rebasa el atrio y la misma plaza. Se distribuyen estampas recordatorias y banderines con la efigie de la patrona , obsequio de algunos devotos.
Ha concluído elSanto sacrificio. Hay repiques de campanas. Es sacada en hombros la anda con la Imagen de “Mamacha Carmen”, que luce esplendorosa como el sol de ese medio día, pletórica de majestad y dulzura. Lleva corona de oro ceñida en sus sienes, manto y saya bordados con hilos del áureo metal, cetro y escapularios, joyas y “milagros”. El divino niño, igualmente coronado, sonrríe y derrama luz por sus lindos ojitos, resplandece de vida y amor.....
El mayordomo y el tronero toman cada uno una cinta de seda que se desprende el trono, significando estos que ellos son los de “cargo”. Llevan en el pecho cintas recordatorias impresas. Las hermandades religiosas, portando escapularios al pecho y con estardantes siguen el anda. Están las autoridades , vecinos notables, visitantes, alumnos de colegio, gentes del pueblo y miles de campesinos provenientes de los anexos y villorios. Esta imponente procesión sigue, paso a paso, a su reyna predilecta musitando oraciones y plegarias mientras las bandas interpretan marchas sacras.
Con los pechos convulsos por la emoción que les causa eso momentos de estar tan cerca de la Imagen de la Madre de Cristo y Madre suya, a quien tantas veces acudió pidiéndole auxilio en los trances de dolor, de desgracias y tribulaciones y siempre logró el favor esperado, la multitud ha recorrido por el perímetro de la plaza, hasta que el trono a retornado al templo.
Las bandas tocan dianas jubilosas . Castillos de dosy tres tiempos derraman luces de oro, plata , rubís y esmeraldas y atronan los aires los cohetes. Los toros encohetados persiguen a los incautos co su “buscapiques” y los globos de papel se elevan a las alturas como si fueran mensajeras para Dios.
La marea humana se desplaza por toda la ciudad a continuar celebrando la fiesta en sus hogares, en las calles y todas partes.
CONVITE
Con nutrido séquito el mayordomo y el tronero han regresado a sus respectivas ramadas, donde se bebe y baila animadamente. A eso de las dos de la tarde viene el convite. Un variado menú, con el sustancioso “mondongo”,el “huallpa caldo” (caldo de gallina), los tamales, etc., son saboreados por los comenzales. Hay chicha, vino y cerveza.
TOROS EN HONOR A MAMACHA CARMEN
“CONDORJAPIY”
Una verdadera hazaña constituye en capturar vivo al cóndor gigante, ave rapiña que mora en las cimas de los andes. Los “condorjapicc” (cazadores de condor), individuos que habitan chozas juntos a los picachos y expertos en esta clase de menesteres, ubican el sitio adecuado y caban un hoyo cubriéndolo en palizada e ichu sobre la que colocan carne de carnero, llama u otro auquénido. Dos o tres hombres quedan dentro del hoyo y otros tantos están a la expectativa en la superficie.
La espera dura a veces varios días. Allí están pacientes los duros cazadores con su infaltable y leal compañera la coca, que les sirve no soló para “chacchar” (masticar) sino tambien para vaticinar el futuro. Arrojandos “quintos”, hojas escojidas de diferentes tamaños, sobre una manta se ha convecido que el ave caeráensus manos.
El campeón de las alturas y de los abismos, avizora los páramos y los picachos coronados de nieves perpetuas en busca el preciado alimento.Sus poderosos ojos y su “olfato” pronto descubre, en una ladera a cientos de metros de profundida, lo que afanosamente busca.
Como potente jet, dando vueltas en círculo se lanza hacia la meta. Ahí está fresca, apetitosa y abundante carne que ansía. Se posa lentamente plegando sus enormes alas sobre la trampa, que es la palizada. Lleno de fruición comienza su festín dándole certeros picotazos y desgarrados huesos y músculos. Los individuos del hollo, que estaban en el movimiento del cóndor, le cojen de las patas; el animal, es desesperado afán de librarse de sus captores,agita las alas, picotea,pero todo es inútil otros campesinos de la superficie acuden con ponchos y mantas y lo capturany toman prisionero.
El ave cautiva está cubierta de plumas negras; sobre su garganta luce una gola blanca, y su cabeza desnuda est
Á coronada de cresta. Posee pico corvo, cuello vigoroso, patas robustas, que rematan en garras; las alas tienen recia armadura ósea y potentes músculos.
DOS DIAS DE CORRIDAS DE TOROS
El primer día es en honor de los “mistes” o sea de la ciudad. Los indígenas, despectivamente, le han denominado “allcco-toro” (toro para perros). Es el menosprecio de la raza subyugada a quienes detentaron y detentan el poder.
El segundo día de la corrida , dedicado a los campesinos, lo llaman “runa-toro”, significado con esta expresión corrida para la gente,dándole así toda la importancia a la raza autóctona.
PREPARACION DEL RUEDO
Mañana habrá corrida de toros, celebrando la clásica y más pomposa fiesta local: la de “Mamacha Carmen”. La víspera de la lidia han bajado de las estancias, encabezados por los “alfareces”, con pito y tambor, numerosas partidas de indígenas, quienes, después de recibir sus “derechos” consistente en aguardiente de caña y coca, se arremolinan en las esquinas de la pequeña plaza de pueblo viejo.
Sentados en el suelo, “chacchan” las verdes hojas de coca con la “llipta”, negra y dura fabricada de ceniza y beben abundante “cañazo”, entre discusiones y griterías en que nadie entendió nada porque todos hablaban y gesticulaban a la vez. Entre tanto, tanto de rato, los “huaccrapucos”, las retorcidas cornetas de cuerno de res, esparcen por los aires notas quejumbrosas, como si por ellas el indio fuera dejando escapar las quejas, llantos y eternos dolores de su raza.
Disponen de abudantes palos, sogas, reatas, “lazos” de cuero, etc., con los que “amarran”, en las bocacalles de la pequeña plaza de armas, las “barreras”, cosa que los cornúpetas “correteen” sólo en el cuadrilátero del ruedo improvisado sin poder escaparse. Poco después ha quedado expedito para el programa taurinode mañana.

RECOJO DE DIVISAS
Horas antes de la corrida, ungrupo de jinetes, con banda de músicos, recoje las enjalmas o divisas de poder de las damas que las han bordado. Sobre un paño de tela, resaltan mariposas multicolores, libélulas plateadas, albos cisnes, bellas flores u otros motivos artísticos, que se colocarán en el lomo de los toros, los que serán arrebatados después durante las corridas como trofeos por osados individuos.

ENTRADA DE LOS TOROS
Montado en brioso caballo el “Obligado”, que lleva cintas de colores y lazo de cuero que le cruza el pecho,con gran pelotón de indios montados en minúsculos “chuzcos” (acémilas ,procede de otro grupo igual que va detrás de diez o doce toros seleccionados exprofesamente de haciendas o comunidades para la lidia, que haciendo gran estrépito y bulla a todo correr, son arreados desde su comedero hasta la plaza del Pueblo Nuevo,en que descansan en buen tiempo. Detrás van los”huaccrapucos” tocando tonadas características, y grupos de mujeres, con los sombreros adornados de flores silvestres, que cantan.

ACOMPAÑAMIENTO CAÑA QUINTO
De la plaza de Pueblo nuevo, por parejas, portando gruesas cañas de azúcar, especialmente traídas desde las quebradas, inician la marcha dos columnas hacia la plaza de toros. Al son de “toro-toro” van bailando.
Hay múltiples brindis y gran entusiasmo.
Desde la plaza se oyen las notas de las bandas de músicos. Todos dicen: ¡ya vienen! Momentos después, la numerosa comitiva se hace presente y en forma ordenada da vuelta por el perímetro del redondel para tomar luego su emplazamiento respectivo. Las bandas se colocan almedio de la plaza, dentro de la verja, desde donde amenizarán la tarde con alegres marchas toreras y marineras. También se hacen presentes las lindas Manolas y su numeroso séquito en gorbosos corceles, exhibiendo sus mejores arreos y habilidades de jinetes, ingresando también el primer astato a la cincha de un caballo.

PASEO DEL CONDOR
Varios indios, los captores del Rey de las alturas, hacen “pasear” por el ruedo a su presa. El ave se encuentra con el picoamarrado y fuertemente atada de una de sus patas con una gruesa soga de lana; ambas son precauciones tomadas para ser indenme al rapiña y evitar todo intento de evasión. Dos individuos lo han tomado del extremo de las alas y el cóndor camina pegando pequeños saltos. Por detrás van dos rebustosindividuos tocando el “huaccrapucos”al “llanto del ave cautiva” que, dentro pocos momentos, será inmolado como cruel venganza a sus latrocinios con el ganado del indígena.

LA CORRIDA
Desde antes de la tarde comienza los balcones que dan frente a la plaza, que verja que encierra la pila así como el espacio entre la pila y la verja, las “barreras” frente a la iglesia y de las boca-calles. La plaza misma está atestada de gente.
Ante la expectativa del público, ha salido el primer toro. Le han colocado una vistosa divisa. Otras enjalmas se exhiben desde diferentes balcones.
Una ola de indios cabalgando en jamelgos, corretean enel ruedo. Otros están en las esquinas. El estado persigue a un individuo y lo revuelca en el suelo. Este, lleno de polvo y susto,se levanta rápidamente y corre desesperado hasta la barrera; está ileso. Después vuela por los aires un “dominguejo” (muñeco hechos de trapo y papel), con gran solaz de los espectadores. Se suceden escena de comicidad,en el que siempre el protagonista es un borrachito que quiere rifar su cuero.....por fin, luego de sustos y percecusiones al toro, un indio osado logró arrancharle la preciada divisa.....
Han salido ya varios toros y una “loca vaca” que causadofuror por haber cometido a todo el mundo, también otros mansos como corderos. Uno, llamado “chillico” (grillo), ha destripado un pobre caballo. Hay animación por todas partes. El “obligado”, que generalmente es campesino y colecta los toros. Está a caballo y da órdenes y contra-órdenes para hacerse notar que el manda allí. Las bandas de músicos., los renombrados, “cachimbos”, que comen cada uno por dos y beben por tres, están tocando el “contrapunteo”, es decir, hay una competencia entre la del mayordomo y la de tronero, terminando muchas veces en reverendaspateaduras. Sale “pillpinto”, (mariposa)un bonito animal. Es tierno pero bravísimo, “limpio”. Varios jóvenes han cogido capas. Se oyen aplausos de los animadores. El público al verlos dirigirse hacia el toro estalla en vítores y aclamaciones. Uno de ellos, el más aficionado o quizá el más arriesgado, o tal vez un pretendiente que quiere congraciarse ante la enamorada fría e indiferente a sus insinuaciones, se adelanta y resueltamente le da varias suertes. Grandes aplausos es el premio a la hazaña.otro que pretendió hacer lo mismo, salió malparado. El cornúpeta lo ha revocado como a trapo y apenas se ha levantado todo malogrado y hecho una lástima.
El entusiasmo ha ido en aumento. Ya no se contenta con ponerle a los estados divisas. Han logrado coger un perro y a éste han remanchado con gruesas pitas a la espalda del novillo, perforándole para el efecto el cuero con una lesma especial. El animal embravecido por el dolor, pega tremendos saltos y el perro ha sufrido sacudidas terribles y golpes que ha quedado exámine. La gente ha despejado de la plaza. Hay un temor justificado ante la furia de la fiera y nadie intenta exponerse.

EL CONDOR INMOLADO
Llegó el momento esperado. Hay expectativa en todos los rostos. Un enorme novillo, el último cornúpeta de la tarde, ha sido sacado del “toril” y se le coloca el cóndor. La caballería ha despejado del ruedo. Todos se sitúan en lugares seguros. El cuádrupedo brama y echa espuma por la boca. Corre y se aloca. El rapiña le da picotazos en una pata delantera y la oreja del mismo lado que sangran; el rumiante pega cornadas y se embravece aún más y ya se muestra agotado. Decenas de indios comienzan a situarse en posición de ataque para lograr un trozo de carne del ave gigante que según creencia de ellos, es un remedio eficaz e infalible para todos los males. Ahora el cornúpeta es perseguido por másde un centenar de indios. De cuando en cuando arremete el animal y despeja la masa, pero al fin cae vencido.
El cóndor ha sido arrancado el lomo de la fiera y todos tratan, en medio de la confusión y bulla consiguientes, lograr siquiera unos gramos de carne del rapiña sacrificado.
En el barullo desaparecen sombreros, ponchos, “chullos” y otras prendas de vestir. Hay golpes, líos pelea. La palomillada aprovecha ese momento para hacer su fiesta arrojando tierra a la masa de gente.....
La tarde termina con las sombras de la noche. Los toros sevan. Hay animado baile amenizado por las bandas y orquestas.

“MAICE” O FIN DE FIESTA
Los de “cargo” hacen su recorrido por la ciudad en son de despedida. Un individuo, llevando en las manos la cabeza de una res, que está atada a un lazo, hace las veses de este cuadrúpedo. Las cocineras y sus ayudantes portan cucharones, sartenes y otros utencillos y desfilan ostentosos, orgullosos de haber llenado a plenitud su gastronómico papel.
Mayordomo y el tronero , como manifestación de simpatía y aplauso, reciben obsequios: billetes, cintas, licores, etc.
Los días de la fiesta han pasado, con horas de felicidad
Y agitación y quedarán para el recuerdo.

DESPACHO DE LOS MUSICOS
Con bizcochos, fruta, pequeñas botellas de licor ensartados con una pita, se hanpreparado las “huallccas”, que se han colocado al cuello de los componentes de la banda de músicos y orquesta, quienes tocan nostálgicas y tristes notas de despedida.
El puente Masías fue escenario de esos afligidos momentos en que muchas lágrimas se han vertido aumentando así las tranquilas aguas del río Opamayo antes de emprender el retorno los viajeros.
MI MAS VIVO RECONOCIMIENTO A MIS PAISANOS Y COLEGAS: Genebrardo Vidalón Valdivia y Amadeo Girón Zumaeta.

 

Comentarios: Total de Comentario:

Historia
Geografia
Zonas Turísticas
De Colección
Pobreza
Huancavelica Hoy
Comunidades Campesinas
Cine

Escribe tus Saludos
Publicidad



huancavelicaperu.com es el primer y mas completo portal del departamento de Huancavelica Peru
Copyright © 2006 INTERNEXUS PERU
Se publica oficialmente desde 01-03-2007


Fiesta de las cruces - Huancavelica Peru