Las enseñanzas del obispo de los pobres “Tayta Demetrio” en jueves Santo.

Las enseñanzas del obispo de los pobres “Tayta Demetrio” en jueves Santo. (Cuento) “Padre Demetrio”, Monseñor Demetrio”, “Tayta Demetrio”, lo llamaban cariñosamente los fieles huancavelicanos, especialmente los campesinos que habían llegado a tener confianza en el “gringo” y lo llamaban así por que no podían pronunciar bien sus nombres. Antuquito había terminado la primaria. Era […]

Entre palmas y Olivos

Entre palmas y hojas de Olivos. ( un relato de Marino Ayuque sobre  el Domingo de Ramos en Huancavelica) Es domingo, en Huancavełica, se respira un aire de fervor católico. Desde muy temprano, casi las cinco de la mañana, los chihuacos trinan y revolotean en los pocos eucaliptos que quedan, la abuelita Mamacha Teofila ha […]

Cuasimodo en Paucará

Cuasimodo en Paucará. Relato Todos los años, el sábado, un día antes del primer domingo siguiente a la Pascua, Antuquito, su abuelita y mamá, se dirigen raudamente a un paradero de camiones y omnibuses cerca al cruce de las rieles del tren al final de la calle Sebastian Barranca donde esperaban una fila de camiones […]

Un cuento de Marino Ayuque sobre la llegada del Tren Macho a Huancavelica

“Lata Machu ” llega a Huancavelica. (Cuento) Antuquito, ¿Sabes que el tren que va a llegar a Huancavelica es gracioso, chiquito y funciona a carbón y agua.?, le cuenta su abuelo al niño que no sabe cómo es un tren y juega en su imaginación. Su abuelo don Santiago trabajaba por aquellos años cuando era […]

Saccsamarca un pueblito construido con piedras.

Saccsamarca (Cuento) ¡A comer trucha!, vamos a comer trucha, me dice mi primo Urbano, yo asiento con la cabeza, agarramos cada uno su palo de escoba, en cuya punta habíamos puesto una tela en forma de cabeza de caballo y unas cuerdas que simulaban las riendas, montamos cada uno en nuestro corcel de madera y […]

La “Sumacc Puñucc” o la bella durmiente de Huancavelica

La “Sumacc Puñucc” o la bella durmiente. (Leyenda) Cerca a las lagunas de Pacococha, hace muchos, pero muchos años, ańtes de que el hombre blanco haya pisado estás tierras, había un lugar llamado Coyca Palca, allí en medio de un impresionante paisaje vivía Sumacc, la hija del Curaca del lugar, una bella joven que deslumbraba […]

El origen del nombre de Huancavelica.

El origen del nombre de Huancavelica (Cuento) Una tarde soleada en Huancavelica, varios miños estan reunidos en el lugar llamado Occopampa, que significa “Pampa mojada”, donde jóvenes y pequeños del barrio de Ascension solían pelotear o jugar. Luego de un partido de fulbito, como de costumbre se sentaban para conversar y compartir ideas. Esa tarde […]

El fantasma de Juanita

Santa Barbara es un pueblito de cielos azules impresionantes a donde se llega luego de un ascenso sin piedad y sin descanso, hasta los 4.200 metros sobre el nivel de mar, donde la respiración y el corazón se aceleran al paso de las emociones, Santa Bárbara es el nombre del pueblo donde la mina del […]

El joven Toro Pepe

Sintió un frio helado y a la vez caliente, como si un rayo un rayo traspasara su lomo, el dolor le hizo perder el equilibrio, herido tropezó y rodó por el suelo levantando polvareda mientras escuchaba unas voces que ya parecían lejanas, voces que clamaban como oleee torero, bravooo, toreroooo. Logró poner sus patas delanteras […]

El Condenado

Un arriero que traía de Ayacucho cuatro cargas de plata a lomo de mulos, por encargo de su patrón, se alojó en las inmediaciones de Izcuchaca (Huancavelica), en un lugar denominado “Molino” de propiedad del señor David, quien tenía su cuidador; éste muy de madrugada, mientras el arriero cargaba el cuarto mulo, hizo desviar una […]

La mina de la muerte

En las cercanías de la localidad de Santa Bárbara, a pocos kilómetros de Huancavelica, existe una mina llamada “Mina de la Muerte”, porque en ella murieron trabajando, miles de miles de pobladores de diferentes localidades de Huancavelica y de otros lugares lejanos. Cuenta la historia que los españoles llegaron a esta localidad de Huancavelica, al […]

La Maldición

Contaban los ancianos que, en tiempos remotos por el camino que se dirige del paraje denominado Otuto hacia Conopa, caminaba pausadamente un anciano de barbas largas  y plateadas, con vestimenta haraposa, en el trayecto encontró a un labrador que sembraba maíz a quién deteniéndole preguntó: – ¿Qué siembras? El labrador contestó: Siembro maíz, taita. – […]