La “Sumacc Puñucc” o la bella durmiente de Huancavelica

La “Sumacc Puñucc” o la bella durmiente.

(Leyenda)

Cerca a las lagunas de Pacococha, hace muchos, pero muchos años, ańtes de que el hombre blanco haya pisado estás tierras, había un lugar llamado Coyca Palca, allí en medio de un impresionante paisaje vivía Sumacc, la hija del Curaca del lugar, una bella joven que deslumbraba hasta a los mismos apus, con su sola presencia.

Por aquellos años llegó al lugar, el guerrero más victorioso que recuerda nuestra historia, quien conquistó territorios hoy inimaginables. Se llamó Túpac Yupanqui había nacido en 1490 en Cuzco, su nombre, traducido al español, significa “resplandeciente y memorable rey”, fue Hijo del gran Pachacútec y desde muy joven se consagró como gran un guerrero y empezó a gobernar desde muy joven cuando su padre empezó a envejecer.

Conquistador por excelencia, llegó a Coyca Palca y como era su costumbre mandó sus emisarios para que se entreviste con el curaca de aquel lugar, para que pacíficamente se sumen al tawuantinsuyo, antes de entrar por la fuerza. El curaca sabía que no hacerlo implicaba la muerte y desolación de su gente por lo que optó por rendirse, el Inca considerándolo buen militar y gobernante, lo nombró como gobernante de sus propias tierras, solo que esta vez bajo el imperio inca.

Habiendo arribado a este acuerdo, el curaca del lugar ofreció una fiesta al inca Tupac Yupanqui y a sus guerreros, al arribar al lugar el inca quedó prendado de la belleza de Sumacc, la hija del Curaca.

Así, Tupac Yupanqui el inca conquistador, fue conquistado por el amor de Sumaac y se quedó viviendo con ella por un buen tiempo en el lugar donde fueron inmensamente felices. Peto el Inca llamado por sus obligaciones, tuvo que salir del lugar con la promesa de regresar. Luego condujo al imperio a su etapa de mayor esplendor, fue quien concluyó la fortaleza de Sacsayhuamán, según el historiador José Antonio del Busto, es el “forjador del actual mapa del Perú. Gracias a él, hoy el territorio peruano se extiende de Tumbes a Tacna y del océano a la selva de Madre de Dios”

En 1465, cuando aún no había ascendido al poder, en su afán de explorar nuevas tierras zarpó con 20,000 hombres y una impresionante flota de balsas a vela rumbo a lo desconocido, descubriendo las islas de Auachumbi y Ninachumbi, hoy reconocidas como Mangareva y Rapa Nui en la Isla de Pascua.

Mientras tanto Sumacc, esperaba la vuelta de su amado, pero este se demoraba; de tanto llorar sus lágrimas formaron la laguna de Orccococha y Choclococha. Pasaron los días, meses y años y el Inca no daba señales en Coyca Palca, Sumacc enamorada, paraba triste, hasta que llamó la atención de la Mama Killa o madre Luna, está al verla también se puso triste y apiadada de la suerte de Sumacc, conversó con el Tayta Inti.

Ellos sabían que el amado de Sumacc nunca más volvería porque había fallecido muy joven, entonces convinieron que tanta belleza no podia marchitarse ni tampoco saber de la muerte de su amado, por lo que decidieron que siga creyendo en la vuelta del inca y sea a la vez guardiania eterna de ese poblado, por lo que fueron hasta donde estaba Sumacc y le pidieron que se recostara como mirando el cielo, para tener la compañía del Sol de día y de la luna en las noches y la convirtieron en un cerro. Desde aquella vez Sumaac fue conocida como “Sumacc Puñucc” que significa ” la bella durmiente”.. con el tiempo Coyca Palca es conocida como Castrovirreyna, donde Sumacc sigue esperando eterna y bella al Inca.

Ayuque Marino.

AbogadosPerú
Ingrese a abogadosperu.com si necesita un abogado.