La mina de Potosi y las minas de Azogue en Huancavelica

En 1545, aconteció el descubrimiento del Cerro Rico de Potosí por el indio Gualpa y el capitán español Juan de Villarroel. Potosí ha sido considerada la mina de plata más grande de toda la historia. Era un lugar deshabitado pero al descubrirse plata llegó a convertirse en una ciudad de 150 000 habitantes cuando en esos años Madrid sólo tenía 105 000 habitantes.

El descubrimiento de la mina de Potosí inauguró el predominio de la plata en el Virreinato del Perú. El Perú requería ser organizado después de las Guerras Civiles (1536-1554) y la Resistencia de los Incas de Vilcabamba (1536-1572), por esta razón el rey Felipe II de España envió al virrey Francisco de Toledo, Conde de Oropeza (1569-1581), para organizar el Virreinato del Perú.

El virrey Toledo para conseguir la mano de obra estableció las reducciones que eran pueblos de indios conformada por 500 familias a cargo del varayoc que era el alcalde de una reducción. También estableció la mita que era el trabajo obligatorio principalmente en las minas para que los indígenas tengan con qué pagar sus tributos por ser considerados siervos del Rey a partir de las Leyes Nuevas (1542) .

Los indígenas tan solo recibían una barreta para remover las piedras hasta encontrar plata en los socavones. Trabajaban hasta 20 horas diarias y para que soporten el cansancio los españoles les daban alcohol y coca hasta encontrar la plata en los socavones. Después tenían que sacarlo a la superficie y ante el cambio brusco de temperatura muchos morían de bronconeumonía. Además tenían que llevarlo a los molinos para que sea triturado y así separaban la plata de las impurezas. Muchos morían en los molinos triturados al engancharse su ropa en los engranajes debido al cansancio.

Finalmente, tenían que purificar la plata. La purificación lo realizaban en un comienzo con huayras que eran hornos portátiles donde los indios tenían que soplar para mantener el fuego. Estas huayras resultaron insuficientes por la cantidad de plata que se extrajo de Potosí. Posteriormente se utilizó el método de la amalgama que consistía en mezclar la plata y el mercurio para obtener plata purificada. El mercurio lo traían en un comienzo de las minas de Almadén, en España, hasta que encontraron mercurio o azogue en las minas de Huancavelica. A muchos indígenas se les ordenaban cruelmente mezclar la plata y el mercurio con sus piernas intoxicando su sangre. Por la cantidad de plata que se extraía, el virrey Toledo tuvo que trasladar la Casa de la Moneda de Lima a Potosí. La Mita diezmó a la población indígena. Esto ocasionó las denuncias de algunas autoridades, como el virrey Pedro Fernández de Castro, Conde de Lemos (1666-1672), quien hizo llegar su reclamo en el siglo XVII al Rey Carlos II de España afirmando que no había venido a comprometer su salvación por la cantidad de indígenas muertos en la mita de Potosí y Huancavelica.

La Mita Minera ocasionó tal sufrimiento y mortandad a los indígenas que inclusive ellos al tener hijos varones preferían lisiarlos o matarlos para librarlos de la mita. España fue considerada la garganta de Europa porque los minerales de Perú y México llegaban a España; pero no se quedaban ahí sino terminaban distribuidos a toda Europa por las deudas contraídas con los demás reinos, ya que los hispanos carecían de industrias. El Virreinato del Perú se limitaba a tener una economía mercantilista, es decir a la explotación de metales preciosos descuidando la industria, ganadería y agricultura.

Según Immanuel Wallerstein, el papel que le tocó desempeñar a los dominios españoles fue el de aportar recursos metálicos conducentes a la acumulación originaria de los países centrales, mediante el establecimiento legal de relaciones sociales de producción precapitalista en las nuevas áreas coloniales. El Cerro Rico de Potosí duró hasta 1650, cuando la plata se agotó, siendo reemplazado por la mina de Cerro de Pasco que no igualó su producción.

Por: Alcides Manrique

AbogadosPerú
Ingrese a abogadosperu.com si necesita un abogado.